Te amo y quisiera complacerte, pero….¿por qué no puedo?

Te amo y quisiera complacerte, pero….¿por qué no puedo?

La experiencia clínica muestra que cuando la pareja se recarga en el otro, aunque al inicio así fue el acuerdo, terminará por molestar y diciendo: “me pesa mucho esta relación”, “yo tengo que decidir todo”…

¿Cómo que la pareja se recarga en otro? Bueno, para dejarlo más claro, mira este ejemplo:

Martha, es una mujer exitosa, tiene un puesto de gerencia en una compañía y desde que se hizo novia de Jaime, él sabía que ella disfrutaba su trabajo. Él tiene un empleo administrativo en una compañía y gana bien, un poco menos que Martha, pero eso no ha sido problema para la pareja.

Después de dos años, decidieron casarse y Jaime pensó que al casarse, Martha iba a cambiar e iba a preferir su casa, pero no sucedió así. La ascendieron a la dirección y está muy contenta, claro que eso implica mayor demanda de tiempo, quedarse hasta tarde en el trabajo,  ir muy temprano a juntas y viajar.

Todo esto para Martha resulta muy gratificante, no así para Jaime, pues él tenía otra idea de la esposa que él quería tener. Por lo que empieza a presionar a Martha para que se quede más tiempo en casa, cada vez que Martha va a viajar, le reprocha, pone cara, no le dirige la palabra, todo esto con el fin de presionarla.

La excusa es que él no quiere que ella trabaje tanto, no quiere que se arriesgue viajando, no sea que le suceda un accidente.

Además, empiezan los celos con los compañeros. Jaime viene de una familia en donde la mujer se queda en casa. Es un conflicto que no ha podido resolver, porque por un lado siempre admiró a las mamás de sus amigos que trabajaban pero por otro, le gustaba tener a su mamá en casa. Entonces, ha elegido a una mujer exitosa profesionalmente, que ahora desea que sea como los patrones aprendidos de su familia.

Martha viene de una familia de padres en donde ambos trabajan y han salido adelante.

Ha llegado a un grado tan alto el estrés que Martha vive, por el desempeño del trabajo, el rol de esposa y ama de casa, que ha empezado a presentar síntomas físicos: está perdiendo pelo de una manera considerable. Al consultar con el dermatólogo, le ha dicho que se trata de un problema psicológico, por lo que han acudido a consulta de psicoterapia de pareja.

Al llegar a consulta y describirme todo lo anterior, Jaime le dice a su esposa que deje de trabajar para que se tranquilice, que con lo que él gana viven bien.

Martha casi salta de la silla, no puede creer lo que le está diciendo, no puede entender la presión que él le ejerce. Él no entiende –me explica- que me pone entre la espada y la pared, o el trabajo o él.

Hasta aquí, vamos hacer un análisis de lo que tiene que pensar una persona antes tomar una decisión tan seria: ¿podrá Martha cumplir con las expectativas contradictorias de elección de pareja de Jaime? Y si Martha accede, ¿en quién se convertiría?, pues ella trae identificaciones familiares diferentes. ¿Qué costo tendría en la salud mental de ella? ¿Podrá Jorge elaborar el duelo de la diversidad de parejas de la soltería, para asumirse casado?

Al no trabajar en tu desarrollo, vas a quedar resentida por una decisión que tú tomaste.

Al principio te parecerá cómoda, pero que después, al no tener tus propios logros, ¿sólo vas a estar mirando los de tu pareja?

¿Y después de dejar de ser quien eres, te estarás respetando a ti mismo? ¿Y cómo te verá tu pareja después de que tú, por darle gusto, aceptes hacer lo que te pide? Te seguirá queriendo ¿y respetando? ¿Te verá después como una persona que no se respeta, que no sabe lo que quiere, que es débil? ¿Y si te ve así, cómo crees que será después la relación? Posiblemente al inicio se sentirá muy halagado, ¿y después? ¿Y no te pedirá por celos enfermizos, como si fueras una posesión?

Volviendo a lo que planteamos en un inicio, en mi experiencia, cuando la pareja se recarga en el otro, aunque al inicio así fue el acuerdo, terminará por molestar y diciendo: “me pesa mucho esta relación”; “yo tengo que decidir todo”; “no ha crecido como yo”; “no nos entendemos”.

¿Entonces qué es lo que se puede hacer? Se sugiere pactar y llegar acuerdos conjuntos y tener presente que los acuerdos son temporales, las relaciones cambian y en cada etapa se reestructura.

Lic. Rosario González Franco
Psicoterapeuta
Tel. 8333-4962
Muzquiz 458
Col. Mitras Centro