Los increíbles beneficios de dormir bien

Los increíbles beneficios de dormir bien

Desde que llegamos a este mundo y hasta el final de nuestra vida, dormimos aproximadamente un tercio de la duración de ésta.

Al menos eso es lo ideal, ya que un bebé necesita dormir 16 horas al día, los adolescentes necesitan 9 horas diarias y los adultos de 7 a 8 horas. Sin embargo, hay personas que sólo 5 horas diarias de sueño les son suficientes.

El problema estriba en que ¡el 63% de las personas no duermen lo suficiente! Y no te imaginas la gran cantidad de conflictos que se pueden generar por no dormir bien. Hoy te los diré.

Aunque los beneficios del sueño siguen siendo estudiados, hay grandes avances que han comprobado que no dormir lo suficiente puede perjudicar al sistema inmunológico, al sistema nervioso, la coordinación física, el humor y la concentración.

Por otro lado, el dormir bien elimina el estrés y beneficia la facultad de aprender y memorizar.

Durante el sueño es cuando se regeneran las células de nuestro cuerpo, incluyendo la piel, ya sabrás por qué la gente se ve muy amolada o “cacheteada” después de una desvelada, y más si hubo consumo excesivo de alcohol, lo que adicionalmente provoca una deshidratación.

A lo largo de la noche el sueño cubre un ciclo y lo ideal es no interrumpirlo.

El ciclo está compuesto de 5 etapas:

  1. La primera y segunda etapa, de sueño ligero: es cuando los ojos se mueven lentamente y es fácil despertarse.
  2. La tercera y cuarta son las etapas de ondas lentas y es cuando es muy difícil despertar: si la persona interrumpe su sueño se siente desorientada y le cuesta trabajo despertar por completo. Es cuando decimos que la persona anda “modorra”.
  3. La quinta etapa es en la que se sueña. Lo más importante de esto es que el descanso físico ocurre en las etapas 3 y 4. El descanso mental en la etapa 5.

Una característica de la persona que no durmió bien, es la gran cantidad de bostezos o “mordidas al aire” que realiza y que para colmo ¡se contagian! ¿Te has fijado en eso? Si alguien bosteza en donde estás, sentirás que al poco rato también tú tienes necesidad de hacerlo.

El mal humor y el carácter irritable se hacen presentes en quienes no descansan lo suficiente, además suelen manifestar dolor de cabeza y muscular, sobre todo a nivel de espalda y nuca.

En los niños ocasiona un pobre desempeño escolar y falta de concentración, lo cual obviamente repercute en sus calificaciones.

Estudios recientes realizados por la Academia Estadounidense de Neurología de Boston, Massachussets, dicen que el sueño podría fomentar la habilidad del cerebro para recordar información aprendida recientemente. En otras palabras, dormir bien refuerza la memoria y el no hacerlo bien, prepara el terreno para sufrir lagunas mentales.

Para colmo, ¿me creerías que el no dormir bien puede se causa de que tengas sobrepeso? ¡Imagínate! Tanto aferrarse a las dietas para que por no dormir bien de nada sirvan.

Voy a explicarte el por qué. Son básicamente dos razones: la primera es porque cuando no duermes bien o no duermes el tiempo suficiente, te levantas cansado y el organismo interpreta este cansancio como falta de energía, por lo tanto, el reflejo del hambre se hace presente y el cuerpo te pide carbohidratos, pide energía para poder con ese cansancio.

La segunda razón es porque durante el sueño se secreta la hormona denominada leptina, que envía al cerebro el mensaje de la saciedad. Cuando las personas no duermen bien, baja la producción de esta hormona, lo que provoca que coman más ante la falta de niveles adecuados.

La tremenda consecuencia es el sobrepeso, la obesidad, y con ello, un mayor riesgo de padecer enfermedades como la diabetes y la hipertensión arterial.

Yo creo que los mexicanos generalmente, además de estarnos acostumbrando a la comida chatarra y a comer de más, no dormimos bien, por eso habitamos el segundo país con mayor obesidad a nivel mundial.

Otra hormona que se secreta durante el sueño es la hormona del crecimiento. Si los niños no duermen bien, su crecimiento se verá afectado.

Es importante decir que el sueño de día no es igual al nocturno. Su calidad disminuye porque se rompe el ritmo y su duración no es normalmente la adecuada.

Es por eso que para quienes trabajan de noche y tienen la necesidad de dormir de día se recomienda que la habitación tenga la facilidad de oscurecerse o utilizar antifaz y tapones auditivos para disminuir los estímulos externos, y lograr que el día sea lo más semejante a la noche.

Por todo lo anterior te quiero recomendar algunos “tips” para que tu sueño sea de mayor calidad:

1. Evita la cafeína, nicotina y alcohol en la noche.
2. Evita hacer ejercicio cardiovascular antes de la hora de dormir, procura hacerlo por la mañana o 4 a 5 horas antes de dormir.