Hostigamiento sexual: ¿qué hacer?, ¿a dónde acudir?

Desafortunadamente en la actualidad existe el problema latente del hostigamiento sexual. Lo más lamentable es que este tipo de delito se da en muchas empresas y escuelas de nuestra localidad, en donde el hostigamiento sexual se da por su superior jerárquico, es decir el jefe. En las escuelas los adolescentes y jóvenes son acosadas por su maestro.

En muchas de las veces, por temor o por ignorancia jurídica el acosado(a), sufre el chantaje de perder su empleo o perder el ciclo escolar. Pero ¿qué hacer en caso de ser objeto de acoso sexual?, ¿a dónde acudir?, ¿cómo podemos saber si es hostigamiento sexual, o un simple halago por parte de nuestro jefe o maestro?

Por tal anterior, es importante que toda la comunidad se encuentre informada sobre el delito. Así se define desde el punto de vista jurídico:

ARTÍCULO 271 BIS.- Comete el delito de hostigamiento sexual quien asedie a otra persona solicitándole ejecutar cualquier acto de naturaleza sexual, valiéndose de su posición jerárquica, derivada de sus relaciones laborales, docentes, domésticas o de subordinación.

Este delito se caracteriza por ser ejecutado por personas que tienen poder sobre el pasivo. Ya sea por cuestiones laborales, docentes o domesticas y va dirigido contra los subordinados al sujeto activo.

Comúnmente el delito de hostigamiento sexual, se confunde con otros delitos como:

Amenazas.

Atentados al pudor: donde un sujeto señala que cierta persona, siempre la anda siguiendo para tocarlo(a) y ha logrado hacerlo. Al momento de tocarlo(a) se configura el delito de atentados al pudor.

La diferencia principal entre éstos y el hostigamiento sexual es que siempre va dirigido a subordinados, siendo la parte activa el superior o que tenga cierta jerarquía hacia el sujeto pasivo.

De igual forma, no se debe confundir el hostigamiento al acoso sexual. Ya que el hostigar es incitar con insistencia a alguien para que haga algo. Por otra parte, acosar es perseguir, apremiar, importunar a alguien con molestias o requerimientos.

En el caso de que, desafortunadamente, seamos objeto de hostigamiento sexual, lo que procede es denunciar el hecho ante la autoridad competente ante el Ministerio Público. Es necesario acudir personalmente y narrar todos los hechos tal, cual como se dieron.

En cada estado de la República Mexicana, existe el apoyo a través de diversas instituciones que brindan el apoyo legal y psicológico para las personas que sean víctimas de este delito. Por lo que debemos recordar que no estamos solos y que siempre habrá alguien quien nos apoye.

Preguntas frecuentes referente al hostigamiento sexual:

¿Q hacer en caso de ser objeto de hostigamiento sexual?

Quejarse ante la autoridad. Hacerlo del conocimiento público e incitar de esa forma a que la autoridad investigadora inicie una averiguación, con la consiguiente cita para el presunto hostigador a comparecer ante la Agencia del Ministerio Público. Es importante darlos a conocer pues el hostigador se mueve en lo secreto, dado que guarda cierto estatus, cubre cierto personaje de aspecto serio.

¿Qué autoridades conocen y sancionan estos hechos?

El Agente del Ministerio Público en delitos sexuales, quien en primera instancia investiga los hechos y al presunto hostigador.

¿Qué sanciones hay para el hostigador?

ARTÍCULO 271 BIS 1.- Al responsable del delito de hostigamiento sexual se le impondrá una pena de seis meses a dos años de prisión y multa hasta de cuarenta cuotas. Cuando además se ocasione un daño o perjuicio en la posición laboral, docente, doméstica o de subordinación de la persona agredida, se le impondrá al responsable una pena de dos años a cuatro años de prisión y multa de hasta cuarenta cuotas. Si el hostigador fuere servidor público y utilizase los medios o circunstancias que el cargo le proporciona, además se le impondrá una pena de destitución e inhabilitación de seis meses a dos años para desempeñar empleo, cargo o comisión públicos.

El hostigamiento sexual, ¿es un delito para mujeres solamente?

No. La ley penal a no distingue de género. La diferencia, es que son más conocidos los casos donde el jefe hostiga a su empleada.

¿Cómo se prueba este delito?

A través de los medios que nos autoriza la Ley: la confesional, la testimonial, las documentales, presunciones, periciales, entre otros. Pero para este caso especial, los medios adecuados son la testimonial (los mismos compañeros de trabajo) o documentales. En éste último se encuentran las cartitas, mails, mensajes electrónicos instantáneos del Messenger o en el teléfono celular. Todo esto, corroborado por peritos en cibernética y/o oficiales de la propia Procuraduría.

 

LIC. CLAUDIA LOZANO TORRES
ABOGADA LITIGANTE
MASTER EN DERECHO
abogada.lozano@hotmail.com
TEL. 18 71 17 56 y 16 51 46 23
CEL. 0448 11 256 29 53