Dale gracias a tu ex

Dale gracias a tu ex

¿Qué significa tu ex pareja para ti? ¿Está en la categoría de los indeseables? ¿Es esa persona que solamente no deseas volver a ver, sino que además le odias? ¿Quizá te es indiferente, ni amor ni odio? Esto último sería mucho mejor.

¿Qué tal si te propongo el agradecimiento? ¿Agradecerle a mi ex? Sí, así es. Y es que a veces, solamente vemos las cosas malas de las relaciones pasadas. Sin embargo, tu ex ha hecho un aporte significativo y valioso a tu sexualidad.

Todos, somos sujetos sexuados. Y todos, pasamos día a día desde antes de nacer y hasta que morimos, por algo que se llama: proceso de sexuación. Proceso en el cual nos vamos construyendo como la persona sexuada que somos al día de hoy.

Dentro de las muchas cosas que abarca ese proceso, están incluidas las aportaciones que cada persona que pasa por nuestra vida erótica y de pareja, va dejando, sumando, a una totalidad de riqueza sexual, que es la que hoy tienes y vives.

Ciertamente, algunas de esas experiencias no son gratas. Otras podrían ser traumáticas. Pero entre las aportaciones no gratas, tenemos cosas positivas. Y vamos colgando algunos ejemplos:

Con tu ex, descubriste juegos eróticos que antes no habías hecho. Esto nos ha pasado a todos, pues desde la primera vez, hasta hoy, hemos aprendido por teoría y por práctica. Así que muchas de las cosas que hoy te gustan, o que descubriste que te gustaban, lo sabes gracias a tu o tus ex. Y esto aplica a ambos sexos y a todas las sexualidades.

Los malos momentos con tus ex, te enseñaron lo que no deseas de una relación. Sea lo que sea que hayas vivido: discusiones, menosprecio, ausencia, deslealtad, lo que sea. Hoy gracias a tu ex, sabrás elegir mejor a la siguiente persona que ha de compartir tu vida. Eres más selectivo o selectiva. Ya no te dejas llevar por las primeras impresiones, y probablemente ya no te “auto engañas”, y eres más realista en cuanto a lo que puedes esperar de una persona o una relación.

Quizá te amas más y disfrutas de tu compañía. Cuántas personas he escuchado decir: “mejor solo o sola que mal acompañado”. Lo importante de esto, no es quedarte estacionado(a) en la idea de que solo o sola estás mejor. Se trata de que aprendas a estar bien contigo mismo(a) en soledad. Comprender que la soledad por elección no es mala. Y que siempre dejar pasar un período de tiempo entre una relación y otra, para sanar, es muy bueno. Que nada tiene de malo volver a la soltería. Y que soltero no significa solo. Acompañarte a ti mismo(a), disfrutarte y evitar depender de que otro te quiera para ser feliz.

Y como estos muchos ejemplos que podríamos poner, sobre la riqueza, que a nuestra sexualidad aportan cada uno de nuestros ex amores. Un aporte que en el mejor de los casos será de forma positiva lo que me vaya construyendo como un sujeto sexuado cada vez más experto, cada vez más sabio, cada vez más feliz y pleno.

Saludos de tu amiga,

Eugenia Flores
Sexóloga Sustantiva.
www.eugeniafloresoficial.com