Codependencia: qué es y cómo detectarla

Codependencia: qué es y cómo detectarla

La codependencia es un trastorno en el área de las relaciones interpersonales que, por tratarse de un problema multidimensional, ha sido objeto de diversas definiciones, mencionaremos algunas de ellas:

Robert Subby define la codependencia como un estado emocional, psicológico y conductual que se desarrolla como resultado de que un individuo haya estado expuesto prolongadamente, y haya practicado, una serie de reglas opresivas, reglas que previenen la abierta expresión de sentimientos al igual que la discusión abierta de problemas personales e interpersonales.

Earnie Larsen, otro especialista en codependencia y pionero en la materia, la define como esas conductas aprendidas, autoderrotantes, o defectos del carácter que producen una disminución en la capacidad de iniciar o participar en relaciones amorosas.

Potter-Efron, define a la codependencia como un síndrome que abarca una serie de síntomas y rasgos de personalidad en el que el individuo se encuentra significativamente afectado por haber estado o por estar involucrado en un ambiente familiar en el que hay una larga historia de alcoholismo, dependencia a las drogas o un ambiente estresante.

La codependencia se define como el ciclo de patrones de conducta y pensamientos disfuncionales que producen dolor y que se repiten de manera compulsiva, como respuesta a una relación enferma y alienante, con un adicto activo o en una situación de toxicidad relacional.

Otra razón por la cual se le llama enfermedad a la codependencia es porque es progresiva. A medida que la gente a nuestro alrededor se enferma más, podemos empezar a reaccionar en forma más intensa aún. Lo que empezó como una pequeña preocupación puede disparar el aislamiento, la depresión, una enfermedad física o emocional, o fantasías suicidas. Una cosa lleva a la otra, y las cosas se empeoran.

¿Quiénes desarrollan codependencia?

La codependencia puede ocurrir en cualquier persona que está en contacto con la adicción de otra persona, ya sea un familiar, amigo, compañero, pareja o cliente que sufra de adicción.

Ademas existen otros desordenes de conducta y enfermedades que pueden generar codependencia, tales como la esquizofrenia, la violencia, el maltrato y las neurosis. Toda persona expuesta a estos desórdenes, puede desarrollar codependencia.

Muchas veces alguien que ha desarrollado codependencia por crecer en una ambiente disfuncional adictivo, no manifiesta grandes síntomas hasta que se casa o forma una relación de pareja. Por otro lado, con mucha regularidad las hijas de adictos, terminan casándose con otros adictos, aun sin que esto sea una decisión consciente.

¿Cuáles son los síntomas de la codependencia?

La codependencia se caracteriza por una serie de síntomas tales como:

  1. Dificultad para establecer y mantener relaciones íntimas sanas
  2. Congelamiento emocional
  3. Perfeccionismo
  4. Necesidad obsesiva de controlar la conducta de otros
  5. Conductas compulsivas
  6. Sentirse sobreresponsables por las conductas de otros
  7. Profundos sentimientos de incapacidad
  8. Vergüenza tóxica
  9. Autoimagen negativa
  10. Dependencia de la aprobación externa
  11. Dolores de cabeza y espalda crónicos
  12. Gastritis y diarrea crónicas
  13. Depresión

Estos síntomas se presentan primero en la relación enferma que produce la tensión, pero luego se transfiere a las demás relaciones del codependiente.

La codependencia es una enfermedad tratable. El tratamiento puede consistir en una mezcla de psicoterapia y asistencia a grupos de autoayuda, hasta sesiones estructuradas de terapia familiar.

Muchas veces la recuperación de una familia afectada por la adicción, comienza con la recuperación de los codependientes, sin embargo es necesario que el codependiente ponga el foco en su propia recuperación y cuidado personal, para que esto ocurra.

 

Comparte este artículo